¡Alex, você é um Ironman!

Ésta es la historia de Alexis. Uno de los integrantes de mi Team, All Runners 3 (AR3). El año pasado, lo vimos hacer quizás la hazaña de su vida, al convertirse en el primer Ironman de nuestro Team (después de uno de los Coach). El escenario: nada m´zas y nada menos que Florianópolis, una hermosa localidad de Brasil. Junto a él, también vimos debutar en la máxima distancia del triatlón a "Gemita", una de nuestras grandes inspiraciones.

“Es una experiencia inexplicable, sin duda alguna”. Así partió la conversación con él, quien semanas después de haber vivido dicha emoción, aún pensaba en su partida y revivía cada momento con la misma emoción.


“Aún recuerdo el día de la carrera, 4am, tomando desayuno y luego caminamos al parque cerrado. Me hidrataba mucho, llegamos (con Gema), revisamos nuestra bolsa y la bicicleta. Sí, estaba todo bien. Me puse el traje de agua con mucha vaselina en el cuello y en los brazos. Había mucha gente en las mismas que yo, conversando hasta por los codos, otros, incluyéndome, más concentrados, repasando todo, que no se me haya escapado ni un sólo detalle. Sí, estaba todo okey, en la bici y en las bolsas”, contó. “Junto con Gema caminamos hasta la playa a oscuras por la Costanera, habían más personas… Fue emocionante ver que se abre la playa al pasar árboles y ver cómo todos caminan hacia la partida. Nadamos un rato para soltar, luego nos reunimos con Yoyi, Pame, Marce, Coni y su hermana. Yoyi nos dice que nos acerquemos a la playa y cada uno reflexione sobre la carrera, lo que se viene y que nos conectemos con eso. Fue esencial ese momento”, siguió enfatizando.

Para ese momento, Alexis era uno de los más nuevos de nuestro Team. Debutó en Pucón, sin pasar por distancias más cortas. “Hice lo que muchos no hacen, debuté en triatlón con el 70.3 de Pucón. No conocía muy bien cómo funcionaba el mundo del tri en Chile, no tenía idea que habían carreras más cortas y durante todo el año, así que me arriesgué de una”, comentó. . “Para mí el apoyo de mi Team fue esencial, muy gratificante y no sólo durante la carrera sino en todo el proceso. Siendo nuevo en el equipo me sentí muy acogido. Lo más duro fue poder cumplir con todo el entrenamiento considerando mi trabajo que demanda viajar y estar en terreno, pero lo pudimos adaptar y cumplir”, enfatizó. . “Toda la carrera es y será siempre inolvidable, pero nada como cruzar la meta y escuchar: ¡Alex, você é um Ironman!