¡Cumpleaños feliz! :)

Actualizado: abr 16

¡Hola, hola! No estaba perdida, ¿Andaba de parranda? ¿Así no es que dice el dicho? jajaja…


¡Amigos! Qué agrado volver a pasar por acá a un año de la creación de este increíble espacio que ha sido literal mi Pascualina, mi diario…

El lugar en donde plasmo ideas, pensamientos, miedos, en donde cuento mis aventuras, mis sueños, anécdotas; y desde mi rincón, siempre trato de dejar una enseñanza, alguna moraleja o alguna información que te pueda ser útil a ti que me lees.

¡Por cierto, gracias por eso! ;)


Hace dos días estuve de cumpleaños.

Llegué al tercer piso.

Tres décadas de vida.

¡Wow!

Para muchos, es la nada.

De hecho dicen que estoy “En la flor de mi juventud”.

Y sí, así me siento en realidad;

pero si me pongo un poco más filosófica, es mucho tiempo vivido

muchos errores cometidos

que me llevaron a cosechar demasiado aprendizaje…

La realidad es que los 20’s me dieron de todo y no puedo no hablar de eso.

No puedo no dejarlo plasmado acá, en el rincón virtual más importante que he creado y que sí, fue de las mejores cosas que me dejó la década de los 20.


Nosotros a esa edad solemos sobrestimar muchas cosas. Nos creemos demasiado “maduros”

y creemos haber vivido todo: “Estoy list@ para una relación seria, yo ya rumbeé todo lo que debía rumbear”; como por ejemplo…

Lo cierto es que en mi caso particularmente, no fue así

Y mis 20’s estuvieron plagados de decisiones

algunas de ellas muy improvisadas

Que me llevaron a obtener grandes aprendizajes (¡Sí)

Pero de una pésima manera.


Mis 20’s fue la década de construir lo que quería y como quería ser.

Yo juraba que era la mata de la madurez cuando en realidad, no era más que una “niña” jugando a ser una persona grande.

Pero ojo, en esa década ufff… obtuve satisfacciones muy grandes

cumplí objetivos profesionales

aproveché todas las oportunidades que se me dieron

La cagué varias veces en mi trabajo

Me lucí muchas más veces también,

En fin… fue una linda década.

Todos estos pensamientos se vinieron a mi mente durante la semana previa a mi cumpleaños.

Sobre todo porque partí un viaje y volví a la ciudad que me acogió hace siete años atrás y de donde huí básicamente, con una mochila, dos bicicletas, un gato y un corazón que tenía mucho tiempo roto.

Les confieso que tenía miedo de pisar nuevamente este lugar. De volver a Santiago en donde literal había dejado atrás una vida entera, amigos, oportunidades laborales que sólo “se me darían si es que vivía en la capital”. Sólo pensar en que tenía que volver, me cambiaba el humor, me generaba migraña...

No quería saber nada de sus calles, de su gente o recordar viejas heridas si es que caminaba por determinado lugar.


Fue un arduo trabajo en terapia para poder asimilar la idea de que "mi desgracia o mi infelicidad" poco tenía que ver con un lugar en particular.


Hoy, a dos días de haber vivido quizás el mejor cumpleaños de toda mi vida, el más pleno, el más improvisado, el más simple, pero el más completo, el único en el que no he esperado nada de nadie; y a sólo un fin de semana de volver a mi casa en Pucón y preparar el gran mochileo, me voy con la primera gran satisfacción de mis 30 años de vida:

Haber superado finalmente lo que creí que nunca iba a superar,

Llevarme un hermoso recuerdo de estos días en la ciudad y saber que cuando vuelva, las mismas calles que caminé, los mismos lugares que frecuenté con gente “non grata” hace mucho tiempo atrás y la misma “rutina” ya no duele, no perturba, no molesta, no tiene nombre y apellido.


Es sólo una calle más, es sólo un lugar más.

Este viaje y esta nueva década comenzaron desde el peldaño del agradecimiento y del amor.


Agradecimiento a la vida, por permitirme aprender de ella todos los días,

a esta ciudad que pese a ser tan ruidosa, me continúa dando lecciones,

y a mis amigos por ser los seres más especiales del mundo...


Agradecimiento y amor.

Amor y agradecimiento... No necesito más! :)




PD: Mi cumple 30 fue en Viña del Mar. Cuando dije "improvisado", lo dije muy en serio ;) Pronto les cuento!


Silvi!