Lado B: Ricardo Andreutti, más que un simple futbolista

Actualizado: 11 de ago de 2020

“Este trabajo es una oda a la nostalgia”. Un homenaje al deporte que me vio nacer. A ése que desde sus inicios me hizo amar el periodismo deportivo como la vida misma: el fútbol.


Y es que en tan solo 90 minutos, es capaz de hacerte sentir de todo: adrenalina, pasión, amor, rabia, intriga. Es capaz de aumentar tu ritmo cardíaco por sobre 100 pulsaciones y agudizar todos tus sentidos, te regala los mejores momentos y los más amargos también.


Con este trabajo, doy por sentada mi reconciliación con él después de 6 años, aprovechando la oportunidad de rendirle tributo también a un equipo que me entregó las alegrías más grandes de mi vida en su momento, me enseñó a valorar el trabajo en equipo, el sentido de la hermandad, del compañerismo; a saborear lo que era la victoria y también a levantarme de las derrotas. Y sí, todo esto en 90 simples minutos.


Muchos no saben -porque con el tiempo pasan cosas- pero hubo una etapa de mi vida en la que formé parte de su barra. Sí, fui hincha y debo admitir, que de las intensas.

Hola Caracas FC, seguramente no te acuerdas de mí ni de aquel debut de Silvi en la barra. Su primer partido, uno inolvidable en el marco de la temporada 2008/2009 ante Deportivo Italia en el Estadio Olímpico de la UCV. Marcador final 0-5 a favor del “Rojo” (global 6-1). Décima estrella y pase a la Copa Libertadores. ¡Qué debut!


Cierro los ojos y me imagino ahí. En el medio de la multitud, con la barra brava. Y escucho los bombos sonar más fuerte que nunca y escucho a la gente, a tus fanáticos, a esos que no paraban de gritar, de bailar y de alentar. Era una fiesta y yo, pese a ser novata, estaba invitada.



En ese instante no solo me enamoré de un equipo, sino que me enamoré de lo que un partido de fútbol podía transmitir. Fue justamente en ese encuentro en donde dije: yo quiero estar siempre en un estadio, pero desde el palco de prensa. Yo quería ser parte de quien transmitiera esa emoción. Si era escrito, televisado o radial no era de mi interés en ese minuto. Lo que sí es que ese día, decidí ser periodista deportiva.


En aquel entonces aún no conocía mucho del fútbol venezolano, debo admitirlo. El nombre de Ricardo Andreutti no me era tan familiar como lo es ahora. “Ricky” jugaba en el Deportivo Italia y estuvo de titular en ese partido. Hoy, 10 años más tarde, con la camiseta del Caracas puesta y la banda de Capitán en su brazo izquierdo, nuevamente una red social hace de las suyas, el universo conspira y me lo pone al frente.


Confieso que venía siguiéndole la pista desde hace un rato, así que su comentario casual respecto de mi Blog, me vino como anillo al dedo. Andreutti se muestra como algo más que un “simple futbolista”. Su forma de ver la vida, su mensaje y su “Lado B”, no solo rompió con un estereotipo impuesto en la sociedad del “futbolista promedio”, sino que te invita a vivir el día a día, dejar fluir y servir: a tu gente y al mundo. Además también es bloguero, tiene notas que te hacen alucinar, a replantearte tu propósito, te invita a la retrospección, al trabajo interno y lo hace con vivencias comunes del día a día.


Esta es la faceta de la que les quiero hablar hoy. La de futbolista profesional ustedes se la conocen de memoria. Así que, señoras y señores, “amichis”; les dejo el Lado B de Ricardo Andreutti, Capitán del Caracas FC. ¡Qué lo disfruten!


¿Cómo llegas al fútbol? ¿A qué edad?

“Es una herencia genética, definitivamente. Pero formalmente, recuerdo el día en que llegó una persona del equipo de la escuelita del fútbol de mi colegio a entregar el folleto de inscripciones para nuevos alumnos. Tengo la imagen viva de ese día en 3er nivel de preescolar, tengo la imagen del señor entrando al salón cuando apenas tenía 6 años”.


¿Siempre quisiste ser futbolista profesional?

“No solo que siempre lo quise, siempre lo supe en mi interior”.


Tuviste una experiencia en Italia siendo muy joven, paso por Uruguay, retorno a VE y tu actualidad con el Caracas. Resúmeme un poco esta experiencia.

“Así es. Fue una experiencia mas humana que futbolística. Fue entrar en el mundo real de la competencia, de decepciones profesionales pero con aprendizajes como hombre. Fue conocer una nueva cultura, vivir solo, asumir las riendas de mi vida. Fue un antes y un después del Ricky adolescente al Ricky haciéndose adulto”.


En paralelo, haces otras cosas. ¿Cuáles son? ¿En qué consiste tu trabajo con el Holding Financiero Citizens?

“Estudio un MBA de negocios, invierto en algunas empresas, desarrollo nuevos negocios. Con CITIZENS soy asesor financiero, hago consultorías patrimoniales para hacer planes de jubilación, fondos de ahorros, fondos de estudios universitarios, planes financieros para futbolistas y sus ahorros a futuro, soluciones corporativas como paquetes salariales y seguros de vida. Todo esto con los activos en Austin, Texas en moneda dura. Estoy desarrollando mi empresa de consultorías actualmente para también dar asesorías en planes de negocios para emprendedores, sobre todo, esos deportista que desean diversificar sus ingresos y desean emprender”.


Además, eres vocero de paz en ONU Venezuela. ¿En qué consiste esta labor? ¿Consideras que tu vida ha cambiado al asumir un rol en esta institución?

“Mi vida comenzó a sintonizar con mi propósito desde ese momento, años mas tarde y mas maduro, entendí el poder del servicio y el vivir una vida con ese propósito. ONU despertó mi fibra hacia el voluntariado y hacia mi norte de INSPIRAR y SERVIR a las personas, asumir un rol de agente de cambio para la sociedad”.


¿Cuál es la imagen que buscas transmitir a través de tus redes sociales? ¿Cómo potencias las redes tu trabajo?

“Primero ser auténtico en todo lo que haga. Me gusta que me vean como un ser humano más, que afronta su día a día con pasión, enfocado en ser benefactor de su entorno. Agregando valor en cada interacción con las personas. Humanizando el fútbol, inspirando y haciendo ver a las personas esa luz que reside en ellas mismas. Entendí el poder de las redes porque son una extensión de nosotros en el mundo digital, es una herramienta para generar contenido real y para crear canales de conexión con personas que pueden generarte valor y tu también a ellas”.


¿Qué ser para ti ser ‘influencer’? ¿Te consideras uno? ¿Por qué?

“Todos somos influencers, todos somos líderes, todos somos capaces de ser el ejemplo y el cambio que queremos ver en el mundo. Influencers es ese adjetivo digital que se le da a la acción de estimular a las personas para hacer algo, mientras seamos capaces de utilizar ese poder que todos tenemos de una manera pura, podemos generar una matriz de reencuentro y cambios positivos”.


¿Qué te impulsa a seguir en Venezuela?

“Que puedo aportar, que puedo seguir ayudando, puedo ayudar a redescubrir a las personas esas capacidades que tienen para desarrollar, que puedo ser instrumento de evolución. Me siento útil para servir y el eco que le da el fútbol a mi voz me permite utilizarlo para el bien común”.


Si tuvieras que definirte en tres palabras, ¿Cuáles serían y por qué?

“Agradecido: porque recibo todo como una bendición, como un aprendizaje y como una oportunidad de desarrollo. Apasionado: porque me enamoro de lo que hago, me entrego a mis proyectos y a mis interacciones y me entrego a mi momento presente con todo mi corazón. Enamorado: porque me enamoré de la vida, de la oportunidad de respirar, de la oportunidad de SER”.


¿En qué está Ricardo Andreutti a nivel amoroso y personal? ¿Qué significa tu novia para ti? ¿Cómo te hace mejor ser humano? Háblame un poco de ella…

“Tengo una relación a distancia desde hace tres años, ha sido muy duro, no se lo deseo a nadie. Pero me ha permitido crecer, me ha permitido ser vulnerable y conectarme conmigo. Me permitió identificar eso que ella me da, me da la oportunidad de enamorarme de mí primero. Ella es mi musa y mis mejores obras (partidos) son por esa pasión por la vida y en honor a ella. Ella pintó mi vida de colores que no estaban en mis escalas cromáticas, pase lo que pase en nuestro futuro, es la persona que más agradecimiento y admiración pueda tenerle. Después de casi 9 años de relación hoy estoy mas enamorado que nunca”.


¿Cuál ha sido la locura más grande que has hecho por amor?

“Creo que puede estar por venir”.


¿Una persona se enamora una vez o varias veces en su vida?

“No lo sé, solo he tenido una novia, solo me he enamorado de alguien una sola vez que vale por mil”.


¿Quién es tu modelo a seguir? ¿Tienes algún referente?

“Sinceramente, no he tenido una referencia fija. Hay muchas personas que me han marcado, pero ha sido mi búsqueda interna de mi verdad a través de mi conexión con Dios lo que me determina a decir que esos mensajes que trato de escuchar son mi modelo a seguir, mi referente”.


¿Cuál es tu objetivo de vida?

“Objetivo suena a búsqueda a futuro, mas bien me ocupo de vivir el momento presente con toda la intensidad de mi SER. Vivir y no existir. Emprender y ser libre, conectarme cada vez mas conmigo para conectarme con el universo entero”.


Cuéntame alguna experiencia traumática que te haya hecho ser quien eres hoy.

“El viaje a mi interior, mi autoexploración fue cruda y ruda pero hermosa, reveladora y empoderadora. También diría que mi relación a distancia ha sido lo mas duro, el catalizador final de estas nuevas experiencias internas”.



Cuál ha sido hasta ahora la tristeza más grande que has tenido. ¿Me podrías hablar de eso?

“Las despedidas. Cuando mi hermana se fue al exterior, cuando mi novia se fue al exterior, cuando mi padre se fue el día que me fue a visitar a Italia. Eso fue devastador”.


Igual con el momento más feliz y gratificante. ¿Cuál es?

“HOY”.


¿Qué es lo más conmovedor que has tenido que presenciar en tu vida?

“Cuando una madre se me acercó a decirme que sueña que su hijo sea como yo, no lo merezco, me da vergüenza decirlo, pero es realmente conmovedor para mi ego”.


Un partido que te haya cambiado la vida.

“El post partido diría de Copa Libertadores en Barquisimeto que le ganamos a Independiente de Avellaneda, el llegar a mi casa después de semejante victoria y rendimiento individual, me esclareció ciertas cosas que no tenía tan presente que van mas allá del fútbol. En no tener a nadie cerca en el momento mas exitoso de mi carrera me llevó a reformular el concepto de éxito”.


¿Cuál es tu placer culposo?

“Chocolate y vino”.


Si fueras algún héroe, ¿Cuál serías? Y si tuvieras que escoger algún súper poder, ¿Cuál escogerías? Y ¿Por qué?

“Mahatma Gandhi es un héroe y su arma fue la paz misma. El poder de habitar cada segundo en el ahora, en el disfrute de cada momento, el poder que te otorgue el amor por el simple hecho de vivir”.


¿Cuál es tu serie favorita?

“No veo series”.


¿Cuál es un panorama perfecto para Ricardo Andreutti?

“Un mundo rebosado de empatía, de reconocimiento, de benevolencia. Un mundo donde nos reconocemos en cualquiera de nuestras circunstancias, un mundo integrador, sin racismos ni etiquetas”.


¿Te identificas con algún personaje de la historia? ¿Cuál sería y por qué?

“Con Ana Frank, porque todo se resumía en ese vínculo de ella con su diario, a pesar de las personas con las que ella convivía a escondidas, las aceptaba a cada una de ellas con sus maneras y particularidades. A pesar de que vivía entre tanta miseria y desgracia, ella intentaba ver lo mejor de cada situación, era hasta compasiva con aquellas amiguitas que fueron capturadas y todo se resumía a ella con su diario. SIMPLE”.