Panamericano Junior 2021: ¡Honor y gloria, una mirada tras bastidores!

¿Han tenido emociones tan pero tan intensas en torno a una experiencia en particular que no saben cómo explicar? ¿Que las palabras parecen quedarse cortas para todo lo que deseas decir de esa determinada experiencia?

Normalmente quienes vivimos todo con muchísima intensidad, tenemos este tipo de sensaciones de manera recurrente. Y yo hace unos días viví quizás el momento más intenso, emocionante y sublime de mi carrera profesional: Vi historia, orgullo y felicidad, lo palpé y abracé como mío.

De hecho, si cierro mis ojos en este momento, revivo el momento exacto.

Me recuerdo en el medio de una cancha, anonadada, sabiendo exactamente lo que debo hacer para terminar la cobertura del evento: “Silvi, debes grabar la celebración, que se tomen una selfie, buscar al capitán para hacerle una entrevista, luego al Coach y finalmente al arquero, cubrir la premiación. Todo en ese orden”; pero siendo incapaz de mover un solo dedo. Parada allí pensando: “Esta es la revancha de Lima. Vamos al Mundial y acabamos de conseguir medalla de oro en el campeonato panamericano”. Todo mientras mis ojos se llenaban de lágrimas. Era la primera vez que lloraba de emoción mientras hacía mi trabajo. Muchas emociones y sensaciones se apoderaron de mí en ese momento...


Es tanto el nivel de conexión que siento que tardé días en publicar este "Report" porque no tenía idea de qué decir.

¡Locura total!


Pero antes, comencemos “por el principio”… Quiero que entiendan la importancia de lo que logró Chile en esta disciplina que, muchas veces, pasa desapercibida por los medios nacionales y es una de las que más evolución ha tenido en los últimos años…

Hablemos del Panamericano… ¿Qué es?

Para quienes no saben qué es el Campeonato Panamericano Junior de hockey césped, les cuento que es una de las instancias clasificatorias que existen en la categoría Sub21 de la disciplina para ir al Mundial Junior, la máxima competencia de esa categoría.


DATO EXTRA: En Chile recibiremos el Mundial Junior en el 2023...

Hay dos competencias: una para las mujeres y otra para los hombres. Entre las mujeres, se reparten tres cupos y entre los varones dos.


No es secreto para nadie que a un Mundial sólo van los mejores equipos. La última vez que Chile participó en el Mundial Junior fue en el 2010, cuando se jugó en Singapur. Desde esa vez, al menos en la categoría de los varones, había sido complicado clasificar.

Fue hermoso ver la alegría de esos jugadores que hoy en día juegan en la Adulta. Habían sido los últimos en conseguir clasificar al Mundial aquella vez.

Se supone que esta clasificación se tenía que hacer el año pasado, pero como todo en pandemia, se suspendió y se dio fecha para abril de este año, la cual también se suspendió y bueno, hizo que fuera del 20 al 28 de agosto, la semana en que finalmente se jugó este campeonato.


Como cosas de la vida, fue la oportunidad perfecta para marcar mi regreso al periodismo deportivo después de ese gran año sabático que me di. Pero de esto les hablaré al final de esta nota...




En el Panamericano Junior 2021, participaron 13 equipos de: Argentina, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Chile obviamente, Uruguay y Trinidad & Tobago.

Por decisión de la PAHF, la competencia femenina y masculina se realizaría en un mismo lugar así que a Santiago de Chile y al Country Club, le tocó recibir de un momento a otro a esta cantidad de delegaciones Nacionales para efectuar el segundo evento con público del mundo, después de los JJ.OO de Tokio 2021.


Las adversidades para efectuar el Campeonato…


Toda organización de un evento en donde estén involucradas selecciones nacionales es complicada. Ahora, imaginen eso y multiplíquenlo por el factor “SEGUIMOS CON RESTRICCIONES DEBIDO A LA PANDEMIA”.

Chile con sus fronteras aéreas recién abiertas, miles de restricciones, pruebas de PCR cada 72 horas, previo al viaje de los seleccionados participantes, durante el torneo y muchos protocolos. Más y más protocolos…


La palabra ‘burbuja’ pasó a ser el terror de todos quienes trabajamos en semejante evento y al menos yo, no la quiero recordar más.

Todo implicó una logística que nadie dimensiona y por supuesto que con el compromiso de que todo se cumpliera según lo estipulado. Un error podía ocasionar que se diera de baja el campeonato. Y no era lo que queríamos, claro está.

El primer tropezón apareció por intermedio de la selección albiceleste…

Hasta ahora, el Panamericano había sido dominado por Argentina, en la categoría varones. Desde 1978 los "Leoncitos" venía cosechando su medalla de oro.


En esta edición, entre los hombres, Argentina no compitió con su primer equipo por tener a un integrante de la plantilla con PCR + cuando se encontraban por atravesar el Paso de Libertadores. A todos (damas y varones), que venían para acá, los dejaron en Mendoza haciendo cuarentena por prevención.


Profunda tristeza para todos. Incluyendo a la Organización...

Esto obligó a armar dos equipos, uno de damas y uno de varones, en cinco minutos. “No somos 20, somos 40”, fue la premisa de los leoncitos durante toda la semana generando uno de los momentos más lindos del campeonato.


Todo esto generó cambios en un fixture que ya estaba establecido y esta situación afectó directamente al canal encargado de la transmisión y ese partido no estuvo disponible ni en vivo ni por streaming a través de la plataforma contratada. El partido fue Argentina-Canadá varones y definía semifinales.


Se podrán imaginar el descontento de los fanáticos...


¿Lo resolvimos? ¡Lógico! Transmitimos a través del Instagram oficial de la organización y pudimos solventarlo.

¡Cómo olvidar el doble viaje de USA por llegar con los PCR que excedían el tiempo exigido por el MINSAL! Tuvieron que ir a Miami dos veces y solicitar nuevos test. Fue la única manera en que consiguieron ingresar a Chile.


Y que casi nos quedamos sin riego en la cancha... ¡Cueck!

Como esas, varias anécdotas más que quedan para la experiencia, para aprender y mejorar. Sin embargo, hay que destacar que la Fehoch asumió la organización de un campeonato y todo el staff hizo un trabajo deslumbrante antes, durante y post campeonato.


Hitos y más hitos…



El Panamericano Junior es el más ecológico que se ha hecho hasta el minuto en Chile.


Algo tan simple como digitalizar las credenciales evitó el gasto de más de 60kilos de papel.


Algo tan sencillo como colocar puntos limpios en lugares determinados del perímetro de la cancha, hizo a la gente más consciente y les permitió depositar sus desechos en donde correspondían. Incentivamos el reciclaje, finalmente.

Mi orgullo máximo está en las comunicaciones del Panam. Fuimos máquinas, en realidad. Videos, fotos, entrevistas, cobertura de todos los partidos, notas y mas… Increíble el trabajo que se hizo y lo más gratificante de todo fue que gustó y la gente estuvo realmente enterada de lo que estaba ocurriendo al minuto.

Y cerramos con broche de oro: Historia y Medalla de Oro. ¡Insuperable!

Y todo valió mil veces más la pena cuando Chile varones consiguió clasificar al mundial y ganarle a Argentina en la gran final, consiguiendo medalla de oro, haciendo historia, destronando a un “Rey”, consagrándose Monarcas del hockey junior y lo más importante, demostrando el crecimiento del deporte a nivel de clubes y de selección. Esto sin duda marcará un antes y un después dentro del Hockey chileno. ¡Qué gratificante fue formar parte de todo esto!

El regreso al Periodismo Deportivo por todo lo alto… “El hockey es lo tuyo, Silvi”

Finalizo este "Report" como lo comencé: recordando…

Casi dos años tuvieron que pasar para volver a sentir la emoción -y la tristeza- de tener que contar las alegrías y las penurias de una selección.


La primera y única selección que hasta el minuto me ha abierto las puertas como una más.


En una cancha, además, que tenía mucho tiempo sin pisar. En un Club que aún siento como mi casa y en donde, sí, debo decirlo, aprendí el 70% de lo que sé hoy en día.


“El hockey es lo tuyo”, me comentó una persona muy ligada a ese deporte, hoy en día integrante del staff de la selección adulta de damas. Legendaria. Y lo sentí. Desde incluso antes…


Y poder regresar de la forma en que lo hice, me llena mucho, como profesional y como persona.

Tuve quizás una pequeña reivindicación a esa espinita con la que quedé post Lima. Mucho más madura, con mucha más experiencia, mucho más segura de mí.


Tuve un regreso digno del momento: honorable y glorioso; tal y como lo hizo la selección nacional junior de hockey césped.


¡Gracias, PanamJr2021!

Ojalá nos veamos en enero nuevamente… :)